martes, 13 de marzo de 2018

"MERECE EL PRIMER LUGAR"

La imagen dice: 
Confiaré en ti en todo lugar, en todo momento, en salud
o enfermedad, mi roca eres tu en todo tiempo. 
Jesús yo confío en ti.

En Hebreos 11:1 dice: "Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve".
A veces pienso que entristecemos al Señor con dos actitudes; la primera cuando creemos que Dios está obligado a bendecirnos en el momento que decidimos nosotros; sin reconocer que Él es Soberano y sabe el momento oportuno para respondernos. Además  lo hace por misericordia, por gracia, es un regalo inmerecido.
La segunda actitud que me molesta; es cuando observo que en muchas oportunidades, hay personas que esperan que Dios obre de la manera  que ellos quieren,  aunque no ponen  a Jesús en primer lugar en sus vidas.  
En tantos momentos, parece que las personas tienen tiempo y fuerzas para hacer todas las cosas, menos para darle el tiempo que Dios espera que le  den. 
¿Está Jesús en primer lugar en su vida? ¿Es Él su prioridad? ¿Si tiene que elegir alguna actividad, está Dios primero en la lista? 
Si su respuesta a estas preguntas, es alguna excusa para justificar que congregarse, orar, leer la Palabra de Dios, servir a Dios, no está en primer lugar en la lista de su vida; luego no le exija al Señor que conteste rápidamente sus deseos, necesidades y caprichos. 
¿Sabe por qué? Lea este pasaje, en  Santiago 4:8 dice: "Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones". 
Usted se acerca a Dios y Dios se acerca a usted; el ser humano debe dar el primer paso. 
El hombre debe ser el sacerdote del hogar; es el que debe guiar a su esposa y a sus hijos a poner a Dios en primer lugar en sus vidas. 
La esposa debería ser la ayuda idónea que influencie a su esposo y a sus hijos a buscar a Dios en primer lugar y no a distraerlos con otras cosas; cuando no lo hacen, lamentablemente los maridos o  las esposas se convierten en una mala influencia, porque en lugar de acercar a su familia a Dios,  los alejan.
Luego exigen que las bendiciones de Dios lleguen a su hogar, sin tomar conciencia de que con sus actitudes le están demostrando a Jesús que les da lo mismo estar cerca de Él o no, que no lo necesitan, porque están muy ocupados para buscarlo.
Es muy triste ver la decadencia espiritual en muchas personas que ni siquiera se dan cuenta; que lentamente les comienza dar  lo mismo buscar a Dios o no; poco a poco se van enfriando y otras actividades los distraen hasta encontrarse vacíos interiormente;  viendo solamente las cosas negativas que pasan, porque su entendimiento espiritual se va nublando poco a poco.
Hoy es tiempo de buscar a Jesús, no deberíamos ni siquiera atrevernos a hacerlo sentir dejado de lado; su sacrificio en la cruz fue demasiado grande, su sufrimiento por amor a nosotros, para darnos la salvación eterna;  no merece que nuestra actitud lo entristezca. 
Nuestro corazón debe rebozar de agradecimiento y devoción.
Jesús le ama tanto que quizás ni siquiera usted alcance a imaginarlo.  
Ponga a Jesús en primer lugar, Jesús lo está esperando. Confíe siempre en Jesús es el único que nunca le va a fallar ni lo va a abandonar.

"Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, aún estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo" 
Efesios 2:4-5

Dios lo bendiga
Susana Goglián

"DIOS EL MÁS GRANDE"
 Juan Carlos Alvarado


Suscríbase, haga clic en el siguiente link:
y reciba los devocionales por  mail en su correo todos los días


Sígame EN FACEBOOK
Ingrese al link y dele ME GUSTA a la página 



TWITTER:  susanagoglian

En este link pueden encontrar mis libros en papel





 También puede adquirir el libro digital 
Ebook 
se lo envío por mail