miércoles, 21 de junio de 2017

"ENTRÉGUELE TODO A JESÚS"


La imagen de hoy dice:   " Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos. La luna y las estrellas que tu formaste, digo:  ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? ". Salmo 8:3-4

El rey David, tuvo una revelación de la majestad de Dios, de lo grande y maravilloso que es y de la nada que es el hombre que vive fuera de su Presencia. "Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra. Le hiciste señorear sobre las obras de tus manos; Todo lo pusiste debajo de sus pies..."Salmos 8:4-6.
Era un rey y tuvo la humildad de reconocer, que él era un simple hombre y Dios el creador y dueño de todo.
A veces nos distraemos y creemos que todo lo podemos, pero de pronto, la venda que nos ciega cae de nuestros ojos y tenemos que reconocer que sin Jesús no podemos nada. La dependencia a Él, es la única  adicción aconsejable.
En cuantas oportunidades, luchamos con nuestras fuerzas por conseguir algo, nos agotamos, la mente se bloquea, el cuerpo se resiente con diferentes malestares, por la angustia que nos provoca nuestra impotencia. 
Pero inmediatamente que volvemos en sí, corremos a sus pies y encontramos en el Señor la paz, la sabiduría, las fuerzas que tanto nos estaba costando conseguir por nosotros mismos, el nos provee sobrenaturalmente  todo lo que necesitamos, nos sana, nos protege de todo mal.
Necesitamos la presencia de Dios en nuestras vidas, cada día; una vez a la semana no alcanza, reaccionamos igual que un auto que se queda sin nafta y sin aceite; nos secamos y morimos espiritualmente, nuestra vida comienza a estar seca y vacía. 
Los ríos del Espíritu Santo de Dios fluyen cuando estamos en su presencia, no solo orando, si no escuchándolo a Jesús en silencio, encontrando en la Biblia que es la Palabra de Dios la respuesta que necesitamos y postrados recibimos ese abrazo lleno de amor y comprensión, que sólo Jesús puede darnos y que tanto necesitamos.
Ese amor desinteresado, constante, incondicional, solo Dios se lo puede ofrecer.
No ignore a Dios,  deje  a un lado su orgullo y autosuficiencia que le hace vivir en esa mentira del diablo, que le quiere hacer creer que sin Dios, sin congregarse con otros hijos de Dios para  buscar su Presencia y escuchar su Palabra es lo mismo; usted necesita a Jesús, no Él a usted.
Dependamos del Espíritu Santo en cada momento, cada día, toda la vida.
Jesús viene pronto, no podemos distraernos, esperemos a nuestro Señor, con amor y en comunión. 
Dependa solo de Dios, no caiga en la idolatría de adorar a otros "dioses humanos", que no podrán hacer  nada por usted cuando se encuentre en necesidad.
Oro para que la  venda  que lo está cegando caiga a tierra y el Señor le devuelva la visión.
JESÚS LO AMA, VUELVA A HACERLO SU PRIORIDAD

Dios los  bendiga
Susana Goglián

"ENTREGO TODO"
Catedral de la fe



Lea una reflexión cada día ingresando desde su celular:

DELE ME GUSTA A LA PAGINA
Reflexiones para vos
www.facebook.com/reflexionesparavos

TWITTER:  @susanagoglian

Suscríbase a mi canal de YouTube