lunes, 12 de febrero de 2018

"EL LUGAR MÁS MARAVILLOSO"

La imagen de hoy dice:
En tu presencia es donde siempre quiero estar.

"María (la hermana de Lázaro)  trajo unos trescientos gramos de perfume de nardo puro, muy caro, y perfumó los pies de Jesús; luego se los secó con sus cabellos. Y toda la casa se llenó del aroma del perfume". Juan 12:3.
María podría haber derramado sólo un poco del costoso perfume, pero lo entregó todo, sentía que nada de lo que ella hiciera podría ser lo suficientemente grande y bueno para una persona tan maravillosa como el Señor Jesucristo; deseaba honrarlo y adorarlo con todo su corazón. El perfume representa la adoración.
Es una actitud de humildad y entrega total,  postrarse a los pies de Jesús y expresarle todo nuestro amor.
El ser humano es orgulloso naturalmente; le cuesta mucho humillarse delante de Dios y reconocer que lo necesita. Pero una vez que la persona tiene un encuentro con Jesús; comienza a entender todo lo que Jesús entregó por amor para salvarlo; comprueba en su interior, que hay una nueva vida; una inmensa paz en el corazón; es el resultado de haberse arrepentido de sus pecados y haber recibido de parte del Señor, el perdón y la oportunidad de comenzar su vida nuevamente; pero con el deseo de agradar a Dios y hacer su voluntad. 
Es la obra del Espíritu Santo en un ser que ha nacido de nuevo, mediante la obra redentora de Jesucristo; por eso nace en su corazón el deseo de agradecerle; rendirse y expresarle todo su amor.
Jesús se goza cuando ve a quienes ama y lo aman, brindándole  adoración sincera de corazón.
Una vez que la persona aprende entonces, que orar es hablar con Dios; postrado a sus pies en intimidad; busca la presencia del Espíritu Santo en su ser y comienza a adorar a Jesús. 
No hay otro lugar tan maravilloso en la vida, como en su presencia; no solo le agrada al Señor cuando lo buscamos; sino que nuestro ser es renovado; porque todas esas luchas, angustias, tristezas que traíamos hasta llegar a sus pies; comienzan a salir de nuestro interior y son depositadas a los pies de la cruz del calvario; donde Jesús dio su vida por amor a nosotros, para darnos vida eterna.  
Entonces, la paz comienza a inundar nuestro corazón y de nuestra boca salen naturalmente alabanzas al Rey. 
Si todavía no lo experimentó; le aconsejo que se postre a sus pies, cierre sus ojos y le exprese todo su amor; por un momento, no le pida nada, solamente dígale cuanto lo ama, dígale que comienza a entender cuanto le ama Él; espere en silencio que la presencia hermosa y dulce del Espíritu Santo, comience a cubrirlo y escuche al Señor; porque le va a hablar de alguna manera; ya sea en su mente; cuando abra su Biblia; o cuando escuche la Palabra de Dios predicada. Poco a poco va a comenzar a experimentar cosas nuevas; si toma el hábito de buscar a Jesús cada día.
Va a nacer una paz que no conocía; es una paz sobrenatural, que hará brotar ríos en su ser. Cuando eso comienza a ocurrir; los momentos de oración ya no van a ser una obligación; van a ser los momentos más placenteros que puede imaginar; de donde no querrá salir.
JESÚS LO AMA, BÚSQUE SU PRESENCIA HOY
Dios le bendiga
Susana Goglián

"YO SOLO QUIERO ESTAR DONDE TU ESTAS"

Suscríbase, haga clic en el siguiente link 
y reciba los devocionales por  mail en su correo todos los días

SIGA LAS REFLEXIONES 
Dele ME GUSTA a esta página

TWITTER:  @susanagoglian

Suscríbase a mi canal de YouTube

Lea todos los días estas reflexiones en este link en su celular:
www.reflexionesparavos.blogspot.com.ar