Mostrando entradas con la etiqueta "¿USTED SABE DONDE IR POR AGUA?". Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta "¿USTED SABE DONDE IR POR AGUA?". Mostrar todas las entradas

domingo, 11 de marzo de 2018

"¿USTED SABE DONDE IR POR AGUA?"


Cuando quieren referirse a una persona que no sabe nada, que es bruta y otras características que lo denigran, se acostumbra a decir: "es un animal". Pero hoy salí de la reunión de mi iglesia Catedral de la fe, totalmente desbordada de los Ríos del Espíritu Santo; había ido con mucha sed de su presencia y mucha hambre de escuchar hablar del amor de mi vida: Jesús. Ocurrió todo eso y mucho más ¡Dios es tan bueno! 
Salí en ese estado de la iglesia y me fui al Parque Chacabuco a leer un libro; me senté en una de las mesitas y vi que se me acercaba un perro (un animal)  y veo que se detiene a mi lado y empieza a tomar agua de ese pequeño pozo cubierto con piedras (vea la imagen que le comparto hoy), apenas le entraba el hocico en ese agujero; pero bebió agua y se fue contento del parque con una familia. 
¡Me impactó de tal manera! porque pensé: ¿Cómo sabía que ahí adentro había agua?
Fue muy gracioso; pero inmediatamente me vino a la mente una pregunta: Los hijos de Dios ¿Saben a donde ir para saciar su sed?
Hay mucha gente insatisfecha por la vida; vagan sin saber a donde ir, donde encontrar el agua que puede saciar su sed; pasan días, meses, años  en ese estado; creyendo dentro de sí, que ese estado será eterno ¡pero el agua está tan cerca si la venda cae de sus ojos!
Jesús dijo: "... El que tenga sed, venga a mí y beba y de su interior correrán ríos de agua de vida" Juan 7:38.
El enemigo trata de cegar el entendimiento de los incrédulos, como dice la Palabra de Dios: "... el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios". 2 Corintios 4:4. 
He notado que tanto incrédulos, como creyentes, están muchas veces cegados por el enemigo; para que no descubran que los Ríos de Dios, están solamente a una oración de distancia. "Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá" Mateo 7:7. Cuando nos acercamos a Jesús, con el anhelo de entregarle nuestra sed y le pedimos que nos sacie; inmediatamente el Espíritu Santo lo hace.
Respondió Jesús y le dijo: "Cualquiera que bebiere de esta agua, volverá a tener sed; mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna". Juan 4:13-14
Usted tiene libre albedrío, puede buscar como saciar su sed interior en mucho lugares, de muchas maneras; pero la Palabra de Dios es muy clara; haga lo que haga fuera de Jesús; producirá que vuelva a tener sed; el único que va a lograr en usted, si usted se lo permite, saciar su sed para siempre; es uno solo y se llama Jesús.
No pierda más tiempo; Jesús lo ama y lo está esperando.  

Dios lo bendiga
Susana Goglián

"Lléname"
Visión Juvenil



Lea todos los días las reflexiones en su celular, 
ingresando a: 



Suscríbase , haga clic en el siguiente link:
y reciba los devocionales por  mail en su correo
 todos los días

Sígame EN FACEBOOK
Dele ME GUSTA a esta página:

TWITTER:  @susanagoglian

Suscríbase a mi canal de YouTube