Mostrando entradas con la etiqueta ¿SU VIDA REFLEJA A JESÚS?. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ¿SU VIDA REFLEJA A JESÚS?. Mostrar todas las entradas

jueves, 8 de febrero de 2018

"¿SU VIDA REFLEJA A JESÚS?"

La imagen de hoy dice:
Vive de tal manera que otros 
quieran conocer a Jesús.

A veces es más fácil hablar, aconsejar a otros; decirle a los demás lo que tienen que hacer; que mostrarlo con nuestro ejemplo. Las personas no escuchan nuestras palabras, nos miran vivir. 
¿Qué ve la gente cuando lo mira: en su casa, en su trabajo, en la calle, en lugares de diversión...?
¿Cómo mostrar a Jesús para que las personas quieran seguirlo a Él? No es con un esfuerzo humano; solamente el Espíritu Santo de Dios puede cambiar nuestro corazón; limpiar nuestra forma de hablar sin groserías, ni negativismo;  tomar control de nuestra mente para que no haya pensamientos que no le agraden a Dios.
Pero solamente depende del deseo de la persona de vivir para agradar al Señor. Las veinticuatro horas del día sus ojos están sobre nosotros; no le podemos ocultar nada; nuestros pensamientos aún están descubiertos delante de Él, "Aún las intenciones del corazón" las ve el Señor.
La Palabra de Dios dice en Lucas 6:45: "El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo que es bueno; y el hombre malo, del mal tesoro saca lo que es malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca". 
¿Qué hay en su corazón? ¿De qué habla usted? Nadie puede hablar otra cosa que no esté primero dentro de sí. 
Si en su corazón está el deseo de hablarle a las personas de Jesús, de lo que Él hizo en su vida; quiere invitarlos a la iglesia y que tengan deseos de ir para ver que pasa ahí para que usted sea como es. ¿Cómo tendrán que verlo entónces? 
No debería ser una conducta con horario; de determinada manera en la iglesia y en reuniones pequeñas de la iglesia; y de otra manera fuera;  sino que tiene que ser transparente todo el día; de manera que las mismas personas que lo ven reunido en la iglesia; lo vean fuera y usted se comporte y sea de la misma manera; esa es la única forma de impactar a los que no conocen a Jesús; que cuando lo miren piensen: esta persona es diferente; tiene tanta paz; está lleno de amor; le importa lo que le pasa al prójimo; quiero ser como él. 
La hipocresía es muy dañina, tanto para el que se comporta así; como para el que lo rodea, porque termina preguntándose ¿Pero... cómo será realmente? De esa manera no puede influenciar bien a nadie.
Cuando Jesús caminó en la tierra, siendo cien por ciento hombre y cien por ciento Dios; de manera que sintió todas las mismas cosas que siente y sufre el ser humano; seguramente en tantas situaciones fue tentado en tantas cosas además de lo que leemos en la Biblia; la Palabra de Dios dice en Hebreos 4:15: "Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado". Esa determinación; fue una manera de dejarnos ejemplo; mostrándonos que si Él decidió no pecar y lo logró con la ayuda de Dios; nosotros también podemos tomar la decisión de no pecar. 
Pero Dios que conoce la debilidad humana, porque la experimentó; también nos da la salida porque nos ama y su amor es incondicional; nos ama más allá de lo que hayamos hecho.  1 Juan 2:1 dice: "Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no cometan pecado. Aunque si alguno comete pecado, tenemos ante el Padre un defensor, que es Jesucristo"
De nosotros solamente espera la decisión de vivir para Él; tratando de agradarle; buscando la presencia del Espíritu Santo; quién nos guiará a toda verdad. Juan 16:13.
Cuando fallamos aún sin quererlo y nos arrepentimos; Jesús mismo nos defiende frente a su Padre.
Yo decidí vivir por  y para Jesús.
¿Usted?

Dios le bendiga
Susana Goglián

"VIVO POR ÉL"


Suscríbase, haga clic en el siguiente link 
y reciba los devocionales por  mail en su correo todos los días

SIGA LAS REFLEXIONES 
Dele ME GUSTA a esta página

TWITTER:  @susanagoglian

Suscríbase a mi canal de YouTube